Buscar
PANC
Publicado: Viernes, 13 de abril de 2012

Gustavo M. Galliano


Poeta, narrador, docente universitario. Nacido en Gödeken, y posteriormente se radico en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, República Argentina, donde centro sus estudios en Economía, Derecho, e Integración (Mercosur). Su pasión por las letras le impulso ha generarse su propio espacio en el medio literario.


En septiembre de 2006, obtiene su primer premio en un certamen literario internacional, por su poema CARTA DE UN CYRANO A LA MAS DULCE DAMA. Le continuaron numerosas distinciones nacionales e internacionales. Entre ellos, el PRIMER PREMIO género Narrativa Breve, por LA CASA DE MI VIDA, en el XXXIII CONCURSO NACIONAL DE POESIA Y NARRATIVA BREVE. 7 de Agosto de 2010, San Lorenzo, Santa Fe, República Argentina.

El 2 de Abril de 2009, presentó en el Salón Real del Club Español de Rosario, ante nutrida y expectante concurrencia su premiado libro de relatos breves: LA CITA. Tiene registrados y prontos a editarse un nuevo libro de narrativa (Un Dragón en el Acuario) y un poemario (Ocultos tras la bruma), entre otros.

Ha participado en numerosas e importantes antologías literarias internacionales y publicado en las más prestigiosas revistas literarias de América, Unión Europea, Asia y Oceanía.
Actualmente se desempeña como Columnista Especial y Colaborador Permanente en revistas de Literatura y Arte en Toronto (Canadá), Buenos Aires (Argentina), Jerez de la Frontera (España) y Miami (USA). Sus escritos se han traducido en diversos idiomas. Honrado con la designación como Jurado en certámenes literarios de Poesía y Narrativa.

Miembro fundador de Naciones Unidas de las Letras (UNILETRAS), de Unión de Escritores Hispanoamericanos (UHE), de Red de Escritores en Español (REMES), de Poetas del Mundo...



NUNCA PASIóN NUNCA
Por Gustavo M. Galliano

Se rebeló a creer en un Dios,
omnipotente y jactancioso,
y su hoy pagano se arrodilla,
ante una cruz, una equis, una esfera.
Deseó llegar a ser inmortal,
y se tatuó el rostro de Dorian Gray
hoy gime sus lamentos,
marcando en el fango su desliz.
Se rebeló a creer, creyendo,
bebió de su propia bilis candente,
se arrepintió y gimió, titubeante,
más no hubo ángeles insurgentes.
Se despertó y encontró despojos de Sol
cocinando una aurora pretérita y ausente,
pidió perdón, masculló disculpas,
pero era tarde para creyentes o augures.
Se lamentó por no creer en algún Dios,
se lamentó por deambular en solitario,
solo y cansado se entumeció, masticando gusanos,
en sombra peñasco, cima hosca de montaña.


SER QUIEN FUI
Por Gustavo M. Galliano

Sobre la barca que abarca,
No sé si vengo o si voy,
No sé si es trascendente,
Lo importante resulta si soy.
Escudo del guerrero brillante,
Murmulla el alma triste,
Lento el cuervo lanza su graznido,
En el bosque turgente de tu voz.
El prado de las gaviotas
Encadenados en islas
Reclaman su potestad,
Sobre la tierra de redes.
En el país de anillos de oro,
Expuse mis intenciones,
Intempestivo, impetuoso,
Pleno, confiado en aquél muérdago.
Pero el faro de tu frente,
Venció a la espada de la boca,
Y aquella actitud de Diosa,
Transformose en águila que come avena.
Fui gentil sedal en primavera,
Pero nada floreció ni solicito carnada,
Hoy me retraigo en lecturas,
De poetas más prosaicos.
Huirán de mí las golondrinas,
Las naves, las flores y las armas,
Pero los libros me amaran siempre,
Las palabras me acariciaran las sienes.
Fui longevo nombre de renombre,
Bronce que talla quien ni siquiera conoce,
Hoy crecen niños con mis libros,
Y soy feliz, desde no sé donde.

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net