Buscar
PANC
Publicado: Lunes, 15 de mayo de 2017

Carlos ha viajado al infinito

Por Milagros Fernandez


Carlos  Alberto Muñoz Bello se ha ido el día Sábado 13 de mayo de 2017  al atardecer.

Carlos Alberto quisiera en estos momentos enviarle cariño a todas las personas que el amo, con quienes adquirió compromisos de arte y belleza, de solidaridad, de trabajo teatral y radial, de escritura y de amigos, maestros y alumnos.

Conservando el pensamiento de Carlos Alberto les cuento que él siempre quiso dejar las flores en su lugar y a cambio esa ofrenda florar transformarla en donación al fondo de cáncer o la investigación para enfermedades al corazón, al cerebro, a médicos sin fronteras...

Carlos Alberto en sus momentos de mayor creación pensaba en un mundo justo, digno, solidario, fraterno, creativo, libre de dogmas y dioses con pie de barro. Carlos Alberto odiaba la competencia pero luchaba por ser mejor, no por ganar sino por dar rienda suelta a sus propias capacidades y hacer un constante llamado a quien se le acercara a sacar las mejores cualidades a flote. Carlos Alberto creía firmemente en que cada persona trae consigo una habilidad que el sistema que nos uniforma reprime y mata, en vez de aprovechar toda la capacidad creativa de la humanidad y así lograr el sueño utópico de una sociedad mejor. Este es el Carlos Alberto que conocimos en la amistad, en la vida privada, en su vida de hombre actor, hombre de radio, hombre poeta, hombre pintor, hombre lleno de sueños y planes diarios, a futuro, para la otra vida que viene y vendrá ... un eterno optimista creativo que inspiraba y su sueño quizás sea a que continuen inspirándose cada uno de ustedes en vuestras propias capacidades. Recordando lo mejor del gran amigo que machaconamente repetía “deja libre tu imaginacion, juega, riete, no olvides de los sueños propios, trabajar duro con las letras, los colores, las formas, la investigación, el estudio, para ser el mejor ... pero no contra otros ... sino para si mismo”.

En estos momentos quisiera compartir todos los recuerdos y el cariño que privilegiadamente viví con Carlos Alberto y las palabras de todos ustedes juntarlas y sentarme con él en esos hermosos desayunos de cafe, palta y palabras ... pero ya no esta allí sentado frente a mi con sus ojos rebuscones al quehacer del día ... No es fácil vivir con tanta pasión creativa, desbordante, esa avalancha diaria, constante, sin parar, perdonando todas las trabas sociales y humanas para seguir adelante. Allí radica su generosidad. Y sé y escucho en las hojas, vuestras palabras para el maestro, dejenlas volar que el en su viaje mágico ira recogiendo por los rincones del mundo y a cambio recibiremos mensajes inspiradores, cuando de repente, aparece la palabra que faltaba para componer el verso perfecto, el tono ideal al dibujo, la acción que penetra en el alma humana y da en el punto justo del espectador. Por eso les agradezco desde ya todas las emociones compartidas ante el viaje ineludible. Y la ofrenda merecida de sentimiento intimo es recordarle con alegría. La pena marchita, la sonrisa, la broma, el abrazo, el apreton de manos, el decir “que bien” el decir “ya” el decir “si” nos acerca y enriquece.

Compartiendo con ustedes estas palabras les agradezco con alegria porque todos y todas quienes disfrutaron de su energía creadora y amistad enriquecieron la vida de ese hombre humilde de Yerbas Buenas que llegó a nuestras vidas para entregar lo mejor de sí, y se transformo en el gigante amigo artista solidario franco fraterno utópico que partió de viaje a nuevos caminos con el cual nos cruzaremos en el vaho de la vida...

Con todo cariño y un gran abrazo de Carlos y Milagros agradecemos vuestras generosas palabras y ahora al momento del recogimiento.

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net